Los préstamos entre particulares (P2P)

Ante los múltiples rechazos de las entidades financieras españolas a dar créditos a familias y empresas han surgido multitud de compañías de préstamos entre particulares, conocidos en inglés como P2P (Peer to peer lending, social lending o crowdlending.)

Qué son los préstamos entre particulares o P2P?

Los préstamos entre particulares o P2P se basan en un sistema de recompensas basado en el crowdfunding (de ahí que se conozca también como crowdlending), es decir, una serie de personas con capacidad de ahorro (prestamistas particulares) prestarán dinero a otras personas que necesitan ese capital (prestatarios). Suele tratarse de cantidades pequeñas de dinero y, a veces, es necesario que sean varios los prestamistas que aporten la cantidad total solicitada por el prestatario.

los préstamos entre particulares

Por qué se han hecho tan populares los préstamos P2P?

los préstamos entre particulares

Los préstamos entre particulares o préstamos P2P han acelerado su crecimiento en los últimos años coincidiendo con la importante crisis económica y financiera que está teniendo lugar en nuestro país. Esa es una de las razones de su crecimiento pero no podemos olvidar la seguridad y fiabilidad que estas transacciones aportan al prestatario, de ahí su auge repentino.

Generalmente, existe una empresa intermediaria que será la que ponga en contacto al prestamista y al prestatario a cambio de una comisión. Este intermediario de la operación es el que le aportará la seguridad que necesita y, por eso, se debe decidir muy bien entre todas las compañías de este tipo que existen actualmente en España.

El beneficio que obtienen los inversores o prestamistas particulares es la rentabilidad. Se trata de una rentabilidad similar a la obtenida en productos bancarios de alto riesgo.

Según Adicae (Asociación de Usuarios de Bancos y Cajas de Ahorros) esta rentabilidad no está garantizada para el prestamista particular, que entra en un riesgo muy grande realizando este tipo de préstamos, ya que dependerá directamente de la acción del prestatario. Si éste no paga, el prestamista no obtendrá la rentabilidad. La cuestión es que esto es evidente y cualquier inversor que entre como prestamista lo sabrá previamente, por lo que la alarma social provocada por la Adicae respecto a este tema no tiene mucho sentido.

Por otro lado, Adicae también ha mencionado en relación a los préstamos entre particulares la no regulación legal de la actividad de las empresas que los tramitan, estando solo sujetas a respetar las políticas sobre blanqueo de capitales.

Muchos expertos aseguran que los préstamos entre particulares son útiles, en contra de lo que pueda decir la Adicae, y están ayudando a muchas familias y empresas a salir de la crisis, pero ven complicado que este tipo de compañías termine sustituyendo a las entidades financieras españolas.

los préstamos entre particulares