Las refinanciaciones de préstamos

Las refinanciaciones de préstamos se utilizan cuando una persona ya tiene uno o más préstamos y necesita otro, sin necesidad de cancelar los anteriores o realizando una renovación de estos. Por ejemplo, una persona con hipoteca que necesita liquidez para una reforma o para un evento imprevisto podrá acudir a las llamadas refinanciaciones de préstamos.

Existe multitud de aspectos que deben valorarse al realizar una refinanciación de préstamos y que exponemos a continuación:

Sistemas de liquidación

refinanciaciones de préstamos

Se debe hablar de carencias cuando hablamos de una refinanciación. Para que se entienda, las carencias pueden ser introducidas a través del cobro de intereses o a través de aplazamiento de estos junto con el capital solicitado en el préstamo hasta el momento en que haya que comenzar a devolverlo.

refinanciaciones de préstamos

Es habitual olvidarse del sistema de capitalización francés utilizado normalmente e introducir un sistema de cuotas crecientes o fechas de vencimiento determinadas que supondrán la reducción del acceso al crédito con amortización del excedente.

Plazos en las refinanciaciones de préstamos

Es importante destacar que cuando existen cargas hipotecarias muy largas, las entidades financieras se niegan a refinanciar, aunque si es cierto que hace pocos años han estado incumpliendo esta política específica suya concediendo miles de refinanciaciones en las que se incluía un nuevo préstamo (para comprar un coche, para abrir un nuevo negocio o liquidez necesaria para la universidad de los hijos) dentro de la hipoteca de la vivienda ya concedida.

Al realizar una refinanciación podemos incluir nuevas cláusulas de renovación que nos ayuden a minimizar costes y que nos permitan alargar o recortar los plazos en cualquier momento, dependiendo de determinadas circunstancias específicas.

Afectación del rango hipotecario

Las entidades financieras están obsesionadas con el rango de sus hipotecas y esta obsesión las lleva, en la mayoría de los casos, a no realizar excesivas refinanciaciones. Solo afirmaremos que casi todo en esta vida es negociable y el rango de las hipotecas también lo es, siempre y cuando los deudores y acreedores estén de acuerdo.

Tipos de interés y comisiones

Es habitual la subida de tipos de interés y otras comisiones a la hora de realizar una refinanciación. Es un aspecto importante a tener en cuenta a la hora de sentarnos a negociar las nuevas condiciones.

Como verán, las refinanciaciones de préstamos no son fáciles y más cuando los prestamistas son entidades financieras. Por eso, vuelven a adquirir importancia y popularidad los prestamistas privados que nos darán siempre más facilidad de acceso y una mayor flexibilidad en las condiciones a la hora de acceder tanto a un préstamo de capital privado, como a una refinanciación. La negociación será más distendida y podremos lograr unas mejores condiciones para obtener nuestra liquidez.

refinanciaciones de préstamos